Lilia Breyter, propietaria de la marca Platatextil, tenía muy claro lo que quería como sitio web. Una página blanca, con letras negras, con acceso fácil a la información, y que pudiera actualizar su esposo sin dificultad. Este es el resultado.